noticias

Una lectora joven con cancer de mama que está a punto de recibir su tercer ciclo de quimioterapia, me contaba el otro día que había ido a ver a un pisco-oncólogo de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). Al entrar, el hombre le preguntó qué tal se encontraba. Ella dijo que bien. Y aquí comenzó el desastre. El psico-oncólogo empezó a decirle que se encontraría fatal, que era mejor no negar la enfermedad que tenía, que ahora se encontraba bien porque no era consciente de la gravedad de su enfermedad, y que a todo el mundo le sentaba muy…